La Filosofía Zen y la Pintura

 La enseñanza del budismo zen no está basada en las escrituras, sino que es transmitida de corazón a corazón, de maestro a discípulo, a través de la realización de la propia naturaleza original que tiene lugar gracias a la práctica de la meditación zen. Les dejo este gran relato para su reflexión:

Resulta que un maestro zen estaba encargado de instruir a un discípulo que aprendía pintura, como vía también para la meditación . Este discípulo tenía una obsesión con los bambúes. Estaban presentes en todas sus pinturas. El maestro explicó al discípulo que, a menos que se transformara en un bambú, nada lograría.

Pasaron más de diez años y el alumno era un experto absoluto en el dibujo de bambúes. Se decía que los pintaba perfectamente incluso con sus ojos vendados o sin luz. Pero aun así, el maestro no aprobaba su trabajo. Lo consideraba incompleto.

El maestro insistía, ¿cómo podrás dibujar realmente un bambú si no te transformas en él? Si observas al bambú, si lo conoces bien pero desde afuera, eres tan solo un espectador. Los ves, nada más. Hasta que no seas un bambú y sientas como él, no habrás visto su alma, solo su cáscara está ante tus ojos.

Diez años de esfuerzo no eran nada para el maestro, pues sabía que joven pintor no había alcanzado el verdadero objetivo. Luego de tanto esfuerzo pero sin la aprobación del maestro, el muchacho se alejó y se perdió en un gran bosque de bambúes. No se presentó por casi 3 años, estuvo todo ese tiempo viviendo en el bosque. Luego el maestro se enteró que el joven se había transformado finalmente en bambú. Ya no pintaba, solo era uno más entre los bambúes. Se mojaba igual que ellos con la lluvia y el viento lo mecía igual que a los bambúes.

El maestro quiso saber más y lo fue a buscar. Comprobó que el rumor era cierto. Su discípulo era ahora un bambú. Entonces el maestro le dijo “Bien, ahora olvida todo esto sobre el bambú y tu persona”

El discípulo desorientado preguntó con sorpresa: ¿Pero no es esto lo que quería?. Lo logré, ¡me transformé en un bambú!

Pero el maestro insistió. Olvídalo. “Olvida incluso lo que dije”. Porque si no lo haces, seguirá siendo una barrera, seguirás teniendo distancia con el bambú. Estarás separado del bambú y pensarás que te has transformado en él. Un perfecto y verdadero bambú no recuerda.

Pasados otros diez años sin conversaciones o dibujos sobre bambúes, el maestro habló con su discípulo sobre el tema. Le dijo que ahora sí podía pintar bambúes, porque se había transformado en uno y luego lo olvidó por completo. Esto significará que su pintura no solo será arte, sino auténtico crecimiento. ”

Muchas gracias a los lectores por pasar por este pequeño sitio y espero les haya gustado.

 Black-stones-and-bamboo.jpg

|

Comentarios

When someone writes an article he/she maintains the image of a user in his/her brain that how a user can understand it. Therefore that's why this piece of writing is amazing. Thanks!
Responder
Hi i am kavin, its my first occasion to commenting anyplace, when i read this post i thought i could also make comment due to this brilliant post.
Responder
It's really a nice and helpful piece of information. I'm happy that you simply shared this helpful info with us. Please stay us up to date like this. Thank you for sharing.
Responder
Today, I went to the beachfront with my children. I found a sea shell and gave it to my 4 year old daughter and said "You can hear the ocean if you put this to your ear." She put the shell to her ear and screamed. There was a hermit crab inside and it pinched her ear. She never wants to go back! LoL I know this is entirely off topic but I had to tell someone!
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar